BLOG

EL ENCANTO DE PEÑA DE BERNAL

17-02-2017

Continuamos nuestro recorrido por la carretera hacia uno de esos tan nombrados “Pueblos Mágicos”, con las expectativas puestas en todo aquello que maravilla de esos rincones de México.

Ya un poco acalorados y con el apetito listo para disfrutar algo tradicional, después de unas cuantas preguntas “¿ya vamos a llegar?, finalmente nos acercamos a nuestro destino.

Lo que el ojo ve, normalmente no es aquello que la fotografía presume, pero en este caso, ambos hicieron el “match”, y es que al llegar al centro de este poblado, se descubre tal cual postal, el cielo azul lleno de nubes blancas en diferentes formas que bañan uno de los monolitos más conocidos del mundo, la famosa “Peña de Bernal”.

Para las mujeres se volvió un maravilloso recorrido por tiendas de artesanías y ropas a precios bastante accesibles que hacían llenar las bolsas y querer llevar recuerdos a todo aquel que pudiéramos recordar. Entre la cerámica y las hermosas prendas de lana, no falto que llevar.

Las callecitas de piedra, en las que vendedores de sombreros de paja hacían su negocio, se volvieron escenario perfecto junto a las plazas de arquitectura rústica y tradicional, colores naranjas, amarillos; letreros de herrería y una hermosa fuente que decora la plaza principal.

Un recorrido a pie que en el calor del verano ofrecía nieves tradicionales y un sinfín de dulces tradicionales para acompañar el camino de “shopping”.

Después de esta caminata que duró más de lo previsto, porque así lo pedía este hermoso destino llegó la hora de disfrutar en un comedor del centro de una deliciosa cerveza helada, acompañante perfecta de tradicionales quesadillas, gorditas, huaraches y todo lo que el antojo mexicano pudiera imaginar.

Acompañando esta comida, no había música de fondo ni estéreo con bocinas, sino tres niños que en botas y sombrero, y sin ninguna pena, cantaban tradicionales notas mexicanas al ritmo del acordeón, un sello perfecto al ambiente de este lugar.

Definitivamente un Pueblo Mágico que se debe visitar, que permite ese viaje en el tiempo hacia un pequeño rincón que difícilmente decepcionará las expectativas. Perfecto escape para fin de semana o parada incondicional camino a otra ciudad.

Para visitar este lugar, no dudes en contactarnos, te decimos cómo llegar o lo incluimos en tu viaje.

 

POR: ALICIA BÁRCENAS 


VER OTRA PUBLICACIÓN

En Viajes de Gala diseñamos las mejores experiencias para ti

Cotiza

tu Viaje

Cotizador

Interesado en:
¿Cómo te enteraste de nosotros?: